APEC en Babel

Publicado: 17 noviembre, 2008 de Kalki en mundo, Peru es Babel
Etiquetas:, , ,

Realmente se armó Babel en nuetro Perú. Somos los infitriones de un foro económico que albergará a líderes de muchas y muy diferentes nacionalidades.


//www.tei-c.org/

BABEL. Imagen cortesía de http://www.tei-c.org/

APEC Perú 2008: Una Babel a orillas del Pacífico

El Foro de Cooperación Económica Asia- Pacífico representa el grupo económico más poderoso del planeta. Sin embargo, para aprovechar la membresía, no basta con mostrar el carnet de socio

Por Luis Felipe Gamarra

Eran finales de los ochenta. El muro de Berlín, el último símbolo de una época, estaba a punto de caer. La comunidad europea analizaba la posibilidad de unificar sus economías. América del Norte afinaba un instrumento al que llamaría NAFTA. Al otro lado del mundo, a orillas del Pacífico, los líderes del sudeste asiático, que administraban países que empezaban a acelerar sus economías, examinaban sistemas para formar un bloque económico, antes de que sus pares del Atlántico firmaran tratados de libre comercio que frenaran su desarrollo.

En ese mismo lapso, en Japón, economistas de las universidades de Tokio, Kobe y Yokohama, promovían un tratado entre los países que integraban la comunidad Asia-Pacífico. El 7 de noviembre de 1989, Bob Hawke, primer ministro de Australia, convocó en Canberra a los primeros 12 líderes de las economías que desde ese día formarían el Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC), un escenario informal que buscaba abrir el mercado entre los países del Asia-Pacífico: reducir aranceles, firmar tratados bilaterales, eliminar trabas administrativas, así como facilitar la cooperación entre sus integrantes. Hoy, el APEC reúne 21 economías que representan el 56% del PBI del mundo, es decir, el bloque económico más potente del planeta.

Sin embargo, es el más insólito de todos. A diferencia de otros, como la UE, NAFTA o Mercosur, sus integrantes no pertenecen al mismo árbol genealógico. Por el contrario, proceden de distintas razas, culturas, tradiciones y practican diferentes costumbres, religiones e idiomas. ¿Bastará con ser del mismo club para aprovechar las facilidades que brinda el carnet de membresía APEC? Según Delia Cerna, directora del Centro de Idiomas de ÁDEX, para saber conducirse en esta Torre de Babel multicultural se necesita más que hablar malayo, chino, bahasa, hindi, japonés, maorí, coreano, chino mandarín o vietnamita. “Existen empresas que pueden perder negocios por desconocer las costum- bres ancestrales de países como Japón o China. Si quieres exportar a países del Asia-Pacífico debes investigar primero sus costumbres”, explica Cerna, quien dirige los programas de chino mandarín (que se practica en China, Taiwán, Singapur y Hong Kong) aplicado al comercio internacional. Para ella, se debe investigar su mercado para saber qué productos ofrecerles.

USOS Y COSTUMBRES
Carlos Aquino, profesor de la facultad de Economía de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, es experto en economías del Asia-Pacífico. A partir de su experiencia, elaboró una lista de saberes imprescindibles para todos los que deseen aprender el arte de cerrar tratos seguros con países como China, Japón o Corea del Sur.

Para Aquino, lo más importante de todo es el respeto por la jerarquía. La mayoría de estos países han sido gobernados por dinastías imperiales, guerreros déspotas o partidos únicos. En Japón gobierna un solo partido desde que cayó el Imperio. En Corea del Sur los militares ejecutaron un golpe de Estado a principios de los años sesenta y se quedaron hasta fines de los ochenta. En Taiwán, el Kuomintang gobernó hasta el año 2000. En China, el Partido Comunista conserva el monopolio del poder desde la revolución. Históricamente, Malasia, Singapur, Filipinas e Indonesia han pasado de regímenes feudales a dictaduras militares.

Para Aquino, estos hechos han impregnado estas economías con un respeto desmesurado por los ancianos (valor por las relaciones a largo plazo), sentido de pertenencia a la organización (primero la empresa, después el individuo), disciplina marcial (orden, puntualidad, responsabilidad, compromiso).

“Cuando un asiático se presenta, primero dice el nombre de su empresa, después su cargo y finalmente su nombre. En ese orden figuran sus datos en su tarjeta. En occiden- te es al revés. Somos indivi-dualistas. Ellos no, porque poseen un sentido elevado por sus organizaciones”, señala Aquino. “Piensan en el largo plazo; les gusta las relaciones comerciales duraderas”.

Para Cerna, existen actitudes que tenemos que los japoneses podrían malinterpretar: “No podemos hablar fuerte, tocar, dar palmadas, mirar fijamente. Tampoco son bien recibidos los regalos suntuosos. Ellos valoran mucho los lapiceros con el nombre de la compañía”. Tanto para Aquino como para Cerna, los japoneses y los chinos son precavidos, discretos, calculadores y ceremoniosos para cerrar negocios: “Ellos te visitan hasta cinco o seis veces antes de cerrar un trato. Los chinos tienen un dicho que dice ‘primero nos conocemos, después somos amigos, luego hacemos negocios’, así funcionan”, dice Aquino.

Por estos motivos, la entrega de la tarjeta es una parte fundamental del rito: “Te entregan la tarjeta inclinándose levemente, con las dos manos, del pecho hacia afuera. Significa que te ofrecen de corazón lo que tienen”, señala Cerna. Quizá existen empresarios asiáticos que se han occidentalizado y que comprenden que venimos de diferentes culturas. Pero hacerlo a su manera será más lucrativo.

Sobre el mito de que los japoneses celebran sus tratos en un burdel, Aquino señala que es falso: “Son ceremoniosos, les gusta agasajar. Quizá te lleven a ver geishas, pero no hay nada sexual en ello. Si los llevas a un night club puede que lo tomen a mal”. Mejor, no arriesgarse.

HERENCIA ÁRABE
Existen países más enraizados con sus costumbres: Indonesia, Malasia y Brunéi, con mayoría musulmana, no hacen tratos con mujeres, no beben alcohol y son sumamente desconfiados. “Es duro cerrar tratos con ellos”, señala José Quiñones, director de promoción de las exportaciones de Prom-Perú.

Gustavo Texeira, director nacional de protocolo de la cancillería, ha organizado salones privados, con alfombras dirigidas a la Meca, para que las delegaciones de estos países recen sus 5 oraciones con su rosario musulmán. Para los herederos de Mahoma, existen 12 cartas vegetarianas para que se sientan como en una mezquita.

¿Quién dijo que hacer negocios es fácil? Si no ha leído el Corán, qué espera. Recuerde, ellos inventaron las matemáticas.

Fuente elcomercioperu.com.pe

Por Luis Felipe Gamarra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s