Ingeniera bamba. Que tal pinocha!!!!

Publicado: 30 enero, 2009 de Kalki en Peru es Babel
Etiquetas:, , , ,

Es cierto que en nuestro país las cosas se hacen a la chueca, pero de ahí a que te quieras hacer Contralor sin esperar que alguien te haga pisar el palito, y además teniendo un RABAZO -de paja, claro está- hay que ser mucho más que simplemente ingenuo. Ahora la tía ya se metió en un hoyo profundo, en una camisota de once varas bien pesada.

Comisión Permanente anulará designación de Suárez como contralora

La Comisión Permanente resolvió dejar sin efecto la designación de Ingrid Suárez al cargo de Contralora General de la República, por las serias inconsistencias sobre sus estudios, dijo el presidente del Congreso, Javier Velásquez.

Los documentos otorgados por la profesional  son  insuficientes para levantar los cuestionamientos que se le hacen por sus supuestos estudios de ingeniería en la Universidad de Gijón, en España, agregó el titular del Parlamento.

En ese sentido manifestó que los estudios de Suárez en la  Universidad de Berkeley, en Estados Unidos, también adolecerían del mismo problema.

Curso on line

Velásquez Quesquén indicó que la candidata a contralora llevó un curso de cuatro días de forma virtual del 11 al 15 de noviembre de 1996, por la empresa Seminario, con el patrocinio de la universidad estadounidense.

Además señaló que la organizadora del curso ha confirmado esta información, lo que complica aún más la situación de Suárez Velarde.

En tanto el también congresista aprista refirió que ella no puede ejercer ese cargo, por lo que,  habría incurrido en algunos ilícitos penales, por lo que autorizó a la Procuraduría del Congreso para que estudie su caso y haga la denuncia penal correspondiente.

La autógrafa del dispositivo que nombra a Suárez Velarde como contralora, será devuelta por el Poder Ejecutivo, para que sea derogada por la Comisión Permanente del Legislativo, probablemente el día lunes.

Sobre el pedido de la ex contralora Luz Aurea Sáenz, para que se le reponga en el cargo, de la que fue sacada en 1992 tras el autogolpe de Fujimori, indicó que el Parlamento solo se pronunciará sobre este caso cuando exista una resolución que así lo ordena de parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Finalmente defendió la labor cumplida por la comisión evaluadora del Congreso, que presidió Mercedes Cabanillas, y remarcó que sin esta participación no se hubiera detectado estas irregularidades. (Con información de Andina).

Escuela Politécnica confirma que Suárez no es ingeniera

Autoridades de dicho centro no encuentran ningún registro de sus estudios profesionales. Candidata a contralora confiesa que fue un error consignar sus estudios de Ingeniería.

Autor: Patricia Kadena

Ingrid Soraya Suárez Velarde, aspirante a ocupar el más alto cargo en la Contraloría General de la República, se ha metido, literalmente, en una camisa de once varas –de la que solo podría librarse por un milagro– que la está alejando, irremediablemente, de la posibilidad de convertirse en la sucesora de Genaro Matute.
Ante las dudas que surgieron en torno a sus estudios de Ingeniería en España, Perú.21 se comunicó con las autoridades de la Escuela Politécnica Superior de Ingeniería de Gijón (E.P.S. de Ingeniería) para tratar de aclarar el panorama, y pudo comprobar, de primera mano, que en ese centro de estudios no existe el más mínimo rastro de su paso por allí y, menos aún de que ostente el grado de bachiller en Ingeniería Industrial, tal como lo consignó en el Formulario de Postulante que llenó en la Presidencia del Consejo de Ministros.
La propia Suárez se ‘hizo el harakiri’ cuando –el pasado martes– sacó un comunicado revelando que solo había sido “alumna libre” en España, pues en los informes de la Comisión Webb y de la Comisión Cabanillas, y hasta en el oficio que el presidente Alan García remitió al Congreso proponiéndola para contralora, ella aparece como ingeniera industrial. Difícil pensar que alguien, por iniciativa propia, le haya regalado ese grado académico.
Este diario conversó con el secretario académico y subdirector de Relaciones Exteriores de esa escuela, Miguel Ángel José Prieto, quien respondió textualmente: “Hemos estado viendo los archivos, ya no solamente de la escuela, sino que hemos hecho la consulta más allá de la universidad, y no figura en nuestros registros, porque los alumnos libres –como ella se denomina, aquí los solemos llamar, más bien, oyentes– no se matriculan; entonces, al no matricularse, no aparecen en los archivos”.
Agregó que a los alumnos libres “nunca se les puede conceder un grado de ningún tipo” y, si bien existe la posibilidad de que puedan dar exámenes por acuerdo personal con algún profesor, no se les puede entregar certificado oficial porque “lo del alumno oyente, oficialmente, no es una práctica reconocida por la universidad”.
La candidata a contralora también se comunicó con los directivos de esta escuela –según nos informaron– para solicitar algún certificado o carta que asegure que, efectivamente, asistió como alumna libre a algunas de las asignaturas. Miguel Ángel José Prieto indicó que, para responderle, están viendo si en algún sitio encuentran constancia de su paso o si algún profesor recuerda que, por aquellas fechas (entre el 2002 y el 2006), asistió como oyente a la escuela.
“Si es así, a título personal, el profesor puede decir sí, certifico o aseguro que esta alumna, durante este periodo, ha pasado por mis clases, pero la validez que pueda tener eso ya es una cosa que se me escapa (…). Nosotros solo podemos decir si ha pasado por aquí oficialmente y, de momento, no hemos encontrado que sea que sí”, reiteró.
En conclusión, así apareciera algún certificado de algunos cursos que pueda haber llevado en Gijón, lo cierto es que la señorita Suárez Velarde no estudió formalmente en esa escuela y, por lo tanto, no es egresada ni tiene bachiller ni título como ingeniera industrial.
MÁS GRAVE. Otro dato importante que Perú.21 constató es que el documento que Suárez Velarde le entregó a la congresista Mercedes Cabanillas, presidenta de la comisión parlamentaria que la evaluó, y que aparenta ser un certificado de notas (ver recuadro), no es una información oficial, pese a que tiene los membretes de la Universidad de Oviedo y de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Industrial de Gijón (E.U.I.T. Industrial) y a que consigna, además, los nombres de dos supuestas autoridades de ese centro de estudios.
Este diario también consultó a la E.P.S. de Ingeniería sobre tal documento, y allí encontramos que el mismo no se encuentra registrado en la escuela. La subdirectora de Ingeniería Industrial de ese lugar, Sandra Velarde Suárez, respondió enfáticamente que de ese centro es imposible que haya salido. “No puede ser verdadero ese certificado porque no ha sido nunca alumna”, respondió. En tanto, su colega José Prieto replicó: “No tengo constancia de que ese documento exista”.
Cuando indagamos por los profesores cuyos nombres son consignados en el documento –José Rendueles como secretario y Alberto Dago Quevedo como jefe de Estudios–, la ingeniera española aseveró: “Esas dos personas nunca fueron jefe de Estudios ni secretario de nuestra escuela. Yo llevo 15 años como profesora y no conozco a compañeros con esos nombres; pero no digo que no puedan estar en otro centro”.
DESCARGOS. Después de mucha insistencia, nos logramos comunicar con Ingrid Suárez, quien reconoció que, como alumna oyente, no tiene el título de ingeniera industrial y que fue un error haber consignado esa información al momento de postular.
También confesó que no debió firmar como ingeniero en los documentos que emitió cuando fue asesora en el Ministerio de la Producción, y se defendió diciendo que no ha utilizado indebidamente el título porque “no era la firma técnica de una obra sino asuntos vinculados a temas administrativos”.
Sobre el supuesto certificado de estudios, ella sostiene que es un documento personal, no oficial, donde consignó sus notas, y que “no sabía que iba a ser fotocopiado ni entregado a los demás”. La aspirante a contralora explicó que el papel lleva el logotipo de la universidad porque “había papeles membretados para el uso (de los alumnos)” y que consignó los nombres de los profesores “porque el señor Rendueles estaba allí cuando yo estudié”. A confesión de parte, relevo de pruebas.

Por otro lado, se informó que el Congreso esperará los descargos de Suárez hasta las 9:00 horas de hoy y, si sus explicaciones no convencen, se le devolverá al presidente García la propuesta para su designación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s