Ahora no sólo se trata del Ekeko, la Diablada o la papa. Bolivia promocionaba algo que está aun más lejos de su ámbito cultural e histórico. En ‘Promobolivia’, una web del país altiplánico, se difundía el ‘Cóndor pasa’ como música de su nación. La música de esta canción fue compuesta por el peruano Daniel Alomía Robles en 1913, registrada legalmente en 1933 y la letra de la obra pertenece a Julio de La Paz (seudónimo de Julio Baudouin y Paz). En Perú ‘El Cóndor pasa’ fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación en el año 2004. Entonces, como dijo Gonzales Posada, “Esto es de Ripley’s”. Felizmente los bolivianos han reconocido que esa canción no les pertenece. ¿Acaso habrá sido un terrible error de ignorancia como el de nuestro (suena a humor del más negro) Ministerio de Educación que puso la ‘Portada del sol’ en un tremendo cartel sobre la protección del patrimonio peruano? Quien sabe.

Se ha discutido mucho al rededor de lo que es de un pueblo y del otro, y han volado puyas de una parte a otra de los andes como cuando desde La Paz dicen que es “ridícula” la actitud de García y cuando Alan –nadita picón– califica ‘finamente’ de “extravagancia” el que Bolivia reclame esta parte del patrimonio andino como de exclusividad suya o que Chile proclame a la papa como suya, cuando ellos antes pertenecían al Tawantinsuyo (en caso de Chile y Bolivia) o eran parte del Alto Perú en caso de nuestros hermanos bolivianos hasta el año 1825.

Las sorpresas no acaban ahí, ahora nuestros hermanos del coyasuyo, en este caso una hermana, la historiadora y periodista Patricia Montaño Durán, reclama en el diario La Razón de La Paz a Puno y todo el sur del Perú como de Bolivia por haber sido parte del pretérito imperio Tiwanaku. ¡Pfff! Esto ya es demasiado, pero Alan se lo buscó al abrir el debate histórico sugiriendo que Bolivia –es por así decirlo– peruano.

En algo sí le doy razón a Evo y es que esta es una actitud pueril; el problema es que él tampoco se reconoce como tal, y más aun cuando estas ‘pueriles’ puyas de pertenencias y disputas con Perú son –a todas luces– una manera de hacerle ojitos a Chile, fastidiando al que supuestamente entorpece la negociación Bolivia – Chile, para ver si les dan un pedacito de playa (con soberanía incluida), tema que ya zanjaron los mapochos.

Graciosa –o tristemente– todos hemos ‘pisado el palito’ del bendito de bate de lo mío, lo tuyo y los suyo. Aunque éste pueda ser totalmente estéril cada quien tendrá que ‘defender’ lo propio (si cabe el término entre naciones tan históricamente entrelazadas) en los fueros que crea más convenientes aunque debería ser por hacer prevalecer una historia lo más exacta posible que por un asunto de tontas mezquindades que sólo son para ganar algunos puntos con el electorado, conseguir utópicos acuerdos o figurar un poquito en base a demagogia.   

Opina, escríbenos y haz hígado en:

peruesbabel@gmail.com

https://peruesbabel.wordpress.com

Artículo publicado el 22 de septiembre en la columna ‘Perú es Babel’ de El Diario del Cusco

comentarios
  1. Thank you. Hand your health…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s