Dentro de la especie política abundan camarones, bacalaos, ostras, choros, sapos, ratas y otorongos; seres de sumo cuidado a los que no se les puede dar confianza si no se pasan de la mano al codo y acto seguido os comen con zapatos y todo. En nuestro país tenemos los más pintorescos y más caraduras imaginables, lo cual nos hace poseedores de especímenes únicos que nunca dejarán de sorprendernos con sus hábitos de SÚPERvivencia. 

Y, ya que hablamos de confianza, ellos, sus funcionarios, asesores y lleva chichas están donde están porque -teóricamente- cuando se emite un voto éste refleja la confianza del pueblo depositada en quienes deberán dirigir los destinos de la nación; aunque eso de dirigir, al parecer, para ellos suena a digerir la nación. 

A estos seres no les basta con tener 16 sueldos al año, que se les dé una mini corte de asesores o tengan numerosas gollerías, no señor, estas criaturas codiciosas y temibles largan la garra siempre más allá, y en estos días hemos podido ver cómo algunos por fuerza de su naturaleza hurtan luz para sus empresas; otros nunca fueron sinceros con sus jefes sobre relaciones laborales con empresas ilegales ocasionando -para no salpicarse de vergüenza ajena- que grácilmente los esquiven como quien ni quiere mirar a un leproso. De otros se ha dicho que son abusivos y que hasta obligaban a sus asesores a que les laven bien las pecosas garritas y, a falta de un caso de abuso estilo doméstico, ahora a ese selecto grupo se suma uno más que, según denunció su asesor, le pedía una ‘mordidita’ de su salario y, por qué no, una planchadita de camisa. 

Todo ello sin tomar en cuenta que entre las muchas actividades de estas formadas de vida perfectamente adaptadas para vivir del birlibirloque, el puñaleo artero y el transfuguismo, éstas también pueden hacer lobbies, crear empleados fantasma, dar ‘rompidas’ de mano y cuanto otro recurso de SÚPERvivencia tengan a mano (o garra), sólo con el fin de hinchar bien sus abdómenes. 

Ahora. ¿Si hay temporadas de caza y veda para otras especies, bajo esa lógica, también debería de haberla para esta fauna? De seguro que más de uno se apunta. 

Escríbenos, comenta y haz hígado en:

peruesbabel@gmail.com

https://peruesbabel.wordpress.com

 

Artículo publicado en El Diario del Cusco en la columna Perú es Babel

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s