Cómo se hace ahora un héroe peruano

Publicado: 6 mayo, 2012 de Kalki en El bueno, el malo y el feo, Noticias, Perú combi, Peru es Babel, política
Etiquetas:, , , , , , , , , ,

El héroe debe ser herido en combate y luego abandonado por el ejército en la espesura de una selva infestada de narcos y terroristas. Luego seguir los siguientes pasos:

Primero: No debe recibir ningún apoyo efectivo de búsqueda ni del EP ni de la PNP y esperar al que el propio padre busque sin más apoyo que el cese de operaciones por parte de las ‘fuerzas del orden’. Y a pesar de ello sí recibir el apoyo de colonos locales. Todo en  medio de una selva en la que el propio ejército dijo que no se podía recuperar al héroe de la nación herido en un enfrentamiento terrorista.

Segundo: El padre ha de encontrar y reconocer el cadáver mutilado hijo y velarlo in situ.

Tercero: recorrer la selva de regreso cargando en un costalillo los restos del hijo muerto.

Cuarto: En algún punto del camino -donde ya hay trocha- subir a un taxi con el cadáver.

Quinto: Llegar con el cuerpo sano pero con el alma destrozada a la comisaría más cercana y sorprender a todos los que no buscaron al soldado.

Sexto: Recibir minutos de silencio y cartelitos del mininter como homenaje.

Séptimo: Ser enterrado con honores.

Los héroes son importantes, nos sirven como referente de valentía y modelo a seguir. Son ejemplos de entrega, pero hay que resaltar -ojo- que no necesariamente todos los héroes son personas que se entregan y mueren, también lo hay que sobreviven.

Yo me pregunto: ¿Queremos héroes como el SO3 Vilca? No cuestiono que su entrega haya sido parte de un esfuerzo heroico en la lucha contra los terroristas. Acá lo cuestionable es si queremos tener  héroes nacidos de esa manera tan deplorable que le tocó vivir al caído en combate.  ¿Con ese abandono? El que alguien sea dejado atrás por el estado y luego sea rescatado por su propia familia, por culpa de la inoperatividad de un estado que muy poco se tomó la molestia no debe ser modelo. ¿La PNP no pudo encontrarlo y sí, su propio padre?  Eso es increíble. Una pregunta más: ¿Cuántos Vilcas más tendremos? ¿Cuántas historias más de este tipo, pero que no han sido contadas?

 

¡Honor a los que combaten y dan su esfuerzo y vida!

¡Vergüenza para quienes les dan tan poco por su sudor y su sangre!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s