Posts etiquetados ‘política’

El hijo del presidente venezolano, Nicolás Maduro Guerra (Nicolasito), ocupa tres grandes cargos públicos, a pesar de [aparentemente] no tener formación académica ni profesional.

  • Jefe del Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia
  • Coordinador de la Escuela Nacional de Cine de Venezuela
  • Delegado electo del Partido Socialista Unido de Venezuela

Nicolas y Nicolasito en la foto familiar

Para que no se sienta solo le ponemos algo de acompañía análoga:

Los Kim, toda una tradición

y otra linda familia: Los Fuji. La hija no ha llegado al poder [esperemos que no lo haga nunca] aunque sigue intenta que intenta. Fue educada con la plata de todos pero sí ha sido la heredera de la presidencia del camaleónico partido. 

Fuente: senalalternativa.com

 

Kriss Fuentes C.

5 de abril de 1992: 20 reacciones ante el autogolpe de Alberto Fujimori

Tras el autogolpe de Estado perpetrado por el presidente Alberto Fujimori el 5 de abril de 1992, se sufrió un recorte inmediato de la libertad de prensa y expresión en contra de los principales personajes del país.

No obstante gracias a medios libres como Caretas y La República, se logró plasmar, y más aún con el paso de los días, las opiniones de personajes como Mario Vargas Llosa, Alan García, Fernando Belaunde, etc.

A continuación, LaRepublica.pe presenta a los 20 primeros y principales testimonios expresados tras el quiebre de la democracia. Además hay extractos de cartas enviadas a los medios arriba mencionados. 20 años después es bueno recordar qué posiciones se expresaron cuando estalló la dictadura.

Alan García Pérezex presidente de La República

“[El autogolpe] es un acto desesperado de Alberto Fujimori ante la evidencia del agotamiento del modelo que ha implantado en el país desde hace dos años”

Hernando de Soto, ex asesor de Alberto Fujimori:

“Él se apresuró, la crisis se podría haber resuelto sin necesidad de patear tres de las cuatro patas de la mesa”

 Fernando Belaúnde Terry, ex presidente de la República y senador vitalicio:
“El Golpe de Estado perpetrado anoche (5 de abril) por el ingeniero Alberto Fujimori ha detenido su título legal y por tanto ha dejado e ser Presidente Constitucional de la República. Afortunadamente la constitución, cuyos preceptos no pueden estar a merced de caprichos o arrebatos personales sigue vigente” (Extracto de la carta dirigida al presidente del Senado)
Pilar Nores, ex primera dama de la República  entonces esposa de Alan García:

“Por medio de la presente me dirijo a la opinión pública nacional e internacional para expresar mi profunda preocupación por la desaparición de mi esposo Alan García Pérez, ex presidente constitucional el Perú y Secretario General del Partido Aprista Peruano, quien desde la noche del 5 de abril del presente año [1992] se encuentra en calidad de desaparecido luego de que tropas del Ejército peruano rodearan y allanaran nuestro domicilio como parte de las acciones represivas realizadas la noche del Golpe de Estado”

(Extracto de la carta de Nores en donde expresa su temor por el paradero de su esposo tras la noche del autogolpe)

Mario Vargas Llosaescritor Nobel de Literatura:

“El Golpe en Perú no se está consolidando y las estadísticas según las cuales el 70 por ciento de la población apoya al presidente Alberto Fujimori, están considerablemente manipuladas”.

Francisco Morales Bermúdez, ex presidente de La República:

“Yo no justifico la ruptura del orden constitucional pero entiendo que se ha preferido volver a la costumbre pendular. El gobierno está ahora siendo aplaudido. Las simpatías del gobierno estaban bajando, incluso con los problemas, las desavenencias palaciegas. Se hablaba de un 40% de aceptación, que ahora se ha duplicado, de nuevo en un 80%.

(Entrevista publicada en Caretas edición 10 de abril)

Dr. Carlos García García ex segundo Vicepresidente de La República:

“Pido a todos los sectores de la sociedad y de las Fuerzas Armadas y Policiales fieles a la Constitución, trabajar por el retorno al Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos y a la plena vigencia de la constitución.”

Máximo San Románex Primer Vicepresidente de la República.

“Las Fuerzas Armadas van a respaldar con seguridad. He recibido llamadas de los altos jefes de los diferentes cuerpos instándome a que cumpla con mi responsabilidad”.

Alfredo Barrantes, ex alcalde la Municipalidad Metropolitana de Lima:

“Los políticos –unos más, otros menos- no estamos totalmente exentos de culpa respecto de lo ocurrido. Para recuperar el cauce democrático, ¿seremos capaces de superar intereses partidarios, desafíos censurables y ambiciones mezquinas? Ojalá”.

Carmen Hass del Castillo, esposa de Jorge del Castillo:

“Recurro a los medios de comunicación para que me ayuden a ubicarlo ya que en las distintas dependencias del Estado  nadie me da informes sobre su situación”.

*Extracto de la carta de publicada en Caretas Edición 10 de abril de 1992 tras la desaparición de su esposo la noche del autogolpe.

Gloria Helfer, Henry Pease y Rolando Amesrepresentantes del Movimiento de Afirmación Socialista:

“Hacemos un llamado a todas las fuerzas políticas del país para la constitución de un frente para la Defensa de la Democracia. Hoy en día no deben existir diferencias entre los partidos políticos peruanos para la restauración de la democracia y el Estado de Derecho en el Perú.”

Javier Pérez de Cuéllar, ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas:

“Espero que el actual estado de cosas en el Perú sea pasajero y no termine en una violación de los Derechos Humanos”

Juan Incháutegui, ex Senador de Acción Popular:

“La ciudadanía está notificada: el ingeniero [Alberto Fujimori] quieres ser un emperador sin fiscalización parlamentaria, sin censura y sin juicio posible y además con parlamentarios, contralores, fiscales y jueces nombrados. Según sus reglas, el pueblo del Perú no puede permitir este monstruoso atropello.

Pilar Coll Torrente, ex secretaria Ejecutiva de la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos:

“La Coordinadora Nacional de Derechos Humanos condena enérgicamente el golpe de Estado gestado por el señor Alberto Fujimori, quien ha atentado contra la Constitución, Instituciones democráticas y libertades fundamentales, deplora esta situación que implica un claro acto a favor de los planes de Sendero Luminoso”.

Fernando Rospigliosi, ex ministro del interior:

“Las tres principales consecuencias del golpe de Estado: La crisis económica se agravará, el terrorismo aumentará y la figura de Alan García crecerá”

Luis Alberto Sánchez, ex primer ministro del gobierno de Alan García Pérez:

“No queda sino que restablecer el status constitucional de acuerdo con el artículo 307 de la constitución vigente, cuyo texto es sencillamente notable, válido y tremendo”.

Luis Pásara, periodista

“Opinión pública no es sinónimo de encuesta y si esta semana se confirma que la mayoría de entrevistados respalda ruptura del orden institucional, habría que ver cuánto dura es actitud.”

Pedro Huilca, ex secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP):

“La CGTP estará vigilante a los acontecimientos y reitera su compromiso de defender el Estado de derecho, los derechos sindicales y las libertades plenas”

Alberto Borea, ex senador por Partido Popular Cristiano:

“El dictador tratando de ganar tiempo para consolidarse en el poder ha planteado un cronograma para retornar a la constitucionalidad como si esta fuese una camisa que pudiese sacarse un día y cambiarse al día siguiente”

Ricardo Vega Llona, ex presidente de la Confederación Nacional de Instituciones Empresariales Privadas (CONFIEP)

“Al empresario privado le conviene más la democracia que la dictadura. Esta le sirve al especulador, al que está ‘toma y da acá’”.

 

Revista Argumentos / IEP

Desde hace varios años, Julio Cotler ha sido un referente muy importante para quienes estaban y están interesados en, primero, entender lo que había sucedido en el Perú desde la elección de Alberto Fujimori en 1990 y su huída y renuncia en el 2000; y, segundo, en discutir y evaluar cuáles podrían ser los principales legados de esa experiencia en lo que vino después de la elecciones generales del 2001. Dado que el tema central de este número es la situación de la democracia en el Perú a veinte años del 5 de abril del 1992, nos pareció de mucha utilidad iniciar esta sección con una entrevista a él que sirviera de marco general a los artículos temáticos que también son parte de esta sección. En general, las respuestas de Cotler tienen la virtud no solo de regresar y aclarar algunos de los hitos más importantes de ese periodo, sino también de proponer un conjunto de preguntas sobre la naturaleza post-fujimorista de nuestra sociedad.
RODRIGO BARRENECHEA: Empecemos por el pasado. ¿Qué pasó el 5 de abril? ¿Qué reveló sobre la política peruana?
JULIO COTLER: La acusación de Susana Higuchi al gobierno de su esposo por corrupción determinó que Fujimori adelantara los planes militares de ultimar las instituciones republicanas aduciendo que los desprestigiados partidos, contra los que había emprendido una dura campaña de acusaciones, habían rechazado conceder atribuciones al Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) que debían permitir a los militares controlar políticamente al país, supuestamente para combatir, a como diera lugar, a Sendero y al Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA).
A su vez, esta decisión permitió a los tecnócratas ejecutar la política de estabilización a fondo, tal como los organismos multilaterales lo exigían y el Consenso de Washington lo indicaba. Creo que el Perú fue uno de los países que aplicó la política de estabilización más dura de la región, como para que no se dudara de que Fujimori había abandonado sus coqueteos populistas, motivo del apoyo que recibiría de las instituciones económicas y de los gobiernos extranjeros, así como del sector privado.
Mientras Montesinos era el agente político de los militares y los tecnócratas de los organismos multilaterales, Fujimori buscó y obtuvo el apoyo de poderes fácticos internacionales: el sector financiero internacional, los organismos de seguridad, dígase la CIA, Pentágono, los gobiernos más importantes, etc.
RB: Entonces, ¿es un sistema político que se encuentra sujeto a presiones demasiado fuertes y como desenlace se produce el autogolpe? ¿Esto se hubiera dado en cualquier sistema político con este tipo de presiones?
JC: El sistema político se encontraba tan desprestigiado y la economía tan quebrada que muchos aprobaban el autogolpe alegando que una situación excepcionalmente grave justificaba medidas igualmente excepcionales. Mismo Schmitt. ¿Qué hubiera pasado si Vargas Llosa hubiera presidido el Gobierno? Lo más probable es que, ante su negativa a seguir los planes militares, estos hubieran dado el golpe con el apoyo de amplios sectores sociales.
JORGE ARAGÓN: ¿Y qué pasa entonces después del 5 de abril? ¿Finalmente ese gobierno se aploma?
JC: A los pocos días del golpe, las encuestas otorgaron a Fujimori un nivel de aprobación insospechado, alrededor del 80%, lo que deja en claro que, desde entonces, los partidos y las instituciones cuentan con un elevado grado de descrédito. Además, ese apoyo se sustentaba en el descenso de la inflación y, por último, en la captura de Guzmán y el desmantelamiento de Sendero Luminoso y del MRTA, lo que viene a completar el rescate del Estado y del orden social, aunque sea a costa de los derechos humanos y la democracia.
JA: El fujimorismo reclama para sí una serie de éxitos; por ejemplo, el haber fundado el periodo actual de crecimiento de nuestra economía. ¿Qué piensas de esto?
JC: Pero claro, este crecimiento lo iniciaron y lo desarrollaron ellos sacrificando la participación de las empresas públicas (a diferencia del caso de la dictadura de Pinochet), permitiendo que las inversiones y la demanda externa fueran los agentes dinamizadores de la economía, y generando una creciente desigualdad económica.
JA: ¿Y era muy complicado hacer lo mismo en el marco de un régimen democrático? ¿Combatir a Sendero y detener la inflación?
JC: Sí, ciertamente era muy complicado en las condiciones por las que atravesaba el país, pero no imposible. De hecho, la captura de Guzmán fue obra de un grupo de inteligencia formado por el gobierno de García, que se desenvolvió de manera autónoma del aparato militar. Por otro lado, el Congreso concedió ciertas atribuciones para ejecutar el ajuste. Sin embargo, en el marco de la quiebra institucional, los militares perseguían participar en el Gobierno e impulsar una completa reformulación del Estado y la sociedad, repitiendo el plato del gobierno de las Fuerzas Armadas, coincidiendo con los tecnócratas, que requerían tener las manos libres para privatizar y desregular la economía.
Probablemente, en el caso de un gobierno de Vargas Llosa, la aplicación de la misma política económica de Fujimori hubiera procurado una reacción masiva y violenta que, por lo menos, habría paralizado su gestión. En cambio, Fujimori neutralizó y acabó con la oposición violando sistemáticamente los derechos humanos.
JA: Lo que dices suena a que el Estado peruano solo puede reformarse y ponerse a la ofensiva de una manera autoritaria. ¿Es tanto así?
JC: Parecería que en el Perú la consigna de “democratizar la sociedad por la vía autoritaria” es patrimonio de muy diferentes y contrastadas orientaciones políticas.
RB: Ya que hemos hablado del tema económico, ¿cuáles son los legados políticos o institucionales del fujimorismo? ¿Qué dejó como herencia a la política peruana después del 5 de abril?
JC: Durante los ochenta —“la década perdida”, mucho más en el Perú que en los otros países de América Latina—, la desintegración y el profundo desprestigio de las instituciones públicas favorecieron el resurgimiento con fuerza inusitada del personalismo político y el uso discrecional de los recursos públicos, que alientan  las formas tradicionales de corrupción, que se canalizan a través del amiguismo y el familismo. En la “salita del SIN” hemos visto cómo se tramitaban favores que antes se hacían de manera más discreta. En estas condiciones, la informalidad como actividad extra y/o antilegal es la regla de la inmensa mayoría, siguiendo el ejemplo de los poderosos. Solo con el retorno a la democracia a partir de 2000 se observa una crítica a tal comportamiento, pero todavía poco eficaz para eliminar tal conducta patrimonial.
JA: ¿El Estado peruano estuvo más cerca de la gente con Fujimori? ¿Ganó legitimidad?
JC: Sí, por cierto que llegó cerca a la población. Con la recuperación de la autoridad y del orden, el Estado penetró en el territorio y en la sociedad como no se había visto antes gracias a la colaboración externa: se recuperaron y construyeron las carreteras, postas médicas, colegios, asistencia pública; por primera vez había postas médicas por todos lados. Por otro lado, el presidente tenía un aparato que, todos los días, le organizaba visitas por todo el país, mientras él, muy serio, hacía como que tomaba nota de las necesidades de los pobladores.
JA: ¿Y qué pasó?
JC: Fundamentalmente que, como todo jefe patrimonial, Fujimori rechazó la idea de formar un partido hegemónico, aunque contaba en los programas sociales con muchos exapristas y excomunistas, lo que por cierto contó con el beneplácito de los militares, igualmente reacios a compartir el poder con políticos, como sucedió en la época de Velasco.
JA: Ahora quisiera preguntarte por la maquinaria que Fujimori y Montesinos implementaron para influir en la opinión pública, lo que, entre otras cosas, significó el control de la gran mayoría de medios de comunicación. ¿Te parece que llegaron a orientarla con un nivel de eficiencia que no se había visto antes? ¿En qué medida existieron ciertos márgenes de autonomía en la opinión pública de aquella época?
JC: Nunca antes se había llegado a tales niveles de control de la opinión pública, aunque la situación era muy diferente. Antes, digamos en los años cincuenta, había algunos pocos diarios y estaciones de radio, mientras que en los noventa eran muchos los periódicos, las radios, y la TV se agregaba para llegar a una población más amplia y diversa.
RB: Muchas veces hemos conversado sobre este tipo de maldición peruana de los “12 años”, según la cual no parece haber orden político que dure más de 12 años en el Perú. Este año se cumplen 12 desde el fin del fujimorato. ¿Hay algo que identificas diferente de este último ciclo postransición en relación con los anteriores?
JC: Yo diría que hay cosas totalmente nuevas. A partir de la lucha contra las dictaduras, un conjunto muy variado de actores políticos y sociales descubren el valor de la democracia y de los derechos humanos. Mientras que antes pocos asumían la defensa de esos valores, y por lo general se les asociaba con el pensamiento conservador, liberal, hoy en día intelectuales, políticos, sindicalistas que se proclaman de izquierda buscan realizar la transformación social que requiere el país en el marco de la democracia y los derechos humanos, motivo de encuentro con una nueva generación de liberales. Este hecho es fundamentalmente nuevo en el país y en la región, y claro, cuentan con el apoyo de importantes organizaciones internacionales y de amplios sectores de opinión mundiales. Por algo reciben tanta oposición de la derecha más cavernaria.
RB: Esto, tal como lo presentas, es un proceso que involucra élites y mundo internacional. ¿Cuánto de eso crees que ha calado en la sociedad en su conjunto?
JC: Todavía es una plataforma válida en reducidos grupos; sin embargo, los opuestos al Gobierno reclaman sus derechos ciudadanos, la democracia y los derechos humanos para validar su protesta y su reivindicación. Puede ser que sea una estratagema, pero penetra en la conciencia social. Pero incluso órganos que representan intereses particulares reclaman la defensa de las instituciones, puesto que el patrimonialismo puede ser un búmeran para muchos de esos intereses. Entonces, de alguna manera este tema ha entrado, ha calado.
RB: ¿Qué opinas de la posibilidad de un fujimorismo democrático? Levitsky sostiene que esto podría suceder con la intención de ampliar su base de apoyo, mientras que Meléndez cree que al menos en el mediano plazo un fujimorismo democrático es una contradicción en los términos, porque el núcleo de identidad de sus seguidores es autoritario.
JC: Bueno, pero el núcleo puede ser desbordado en cualquier momento. Mañana alguien puede tomar las banderas y quitárselas a Keiko, que parece tener ganas de entregárselas a alguien para ella poder seguir con su vida tranquila. Para hacer ese tipo de cambios se requiere contar con liderazgo que se proyecte más allá de Fujimori, que no sea personalista, y una cabeza que produzca ideas y capacidad para organizar a la gente, y nada de esto lo veo en el fujimorismo. El objetivo del fujimorismo es reivindicar ese gobierno, y retornar al Palacio de Gobierno. El sueño de venganza que tienen es poder repetir la noche de San Bartolomé. También hubo esperanzas de que el odriismo y el pradismo pudieran constituirse en el partido de la derecha, con el mismo objetivo…
JA: Durante muchos años, la mención de Alberto Fujimori o de la experiencia fujimorista era un referente casi obligado cada vez que se hablaba sobre política en el Perú. Considerando que han pasado ya varios años del fin de su gobierno, ¿qué tan posible es no tener que regresar necesariamente a su legado cada vez que se discuta sobre nuestro sistema político?
JC: Bueno, es que la identidad del país está signada por el fujimorismo. Como hemos dicho, la economía está marcada por las reformas que impuso, la política sigue el patrón personalista que implantó, y, por último, para que funcione el sistema político se requiere del aval de Fujimori: nombrar al Defensor del Pueblo o a los miembros del Tribunal Constitucional depende, en buena medida, de las negociaciones políticas que se lleven a cabo con su representación política.

* Julio Cotler es Antropólogo, investigador del IEP.
Jorge Aragón es Politólogo, investigador del IEP.
Rodrigo Barrenechea es Sociólogo, investigador del IEP.

Estos hermanitos son irremediables

Ricardo Químper, hermano del exdirector de Perupetro Alberto Químper, procesado por los ‘petroaudios’, protagonizó un bochornoso incidente en la clínica Maison de Santé del Cercado de Lima, donde *rompió el vidrio de la puerta del establecimiento de salud.

En un inicio, el hermano de ‘Don Bieto’ intentó ingresar a la fuerza al Palacio de Justicia, pero fue sacado por el personal de seguridad. Luego, al ser consultado por periodistas apostados en el lugar sobre el caso de su hermano Alberto, cruzó la calle y trató de entrar a la citada clínica para evadir a la prensa.

En vista de que no le abrían la puerta, decidió romper una de los vidros de emergencia de un golpe. Según Canal N, *Ricardo Químper justificó su reacción al señalar que le negaron el ingreso pese a su condición de socio de la Maison de Santé.

Pero no solo hoy protagonizó un lamentable incidente. Ayer, insultó a los periodistas que cubrían el traslado de su hermano de la carceleta del Poder Judicial a la mencionada clínica, donde fue evaluado para determinar el estado de su salud. (Peru21)

Versión peruana

Versión argentina (original)

¡Oiga, caballero!

¡Perro, pericote y gato; juntitos! Realmente increíble. Bueno, pensándolo bien, NO es TAN increíble. ¡Jajajajajajaja!!!!! Propaganda ‘casi’ gratis. ¿Quién quiere?

Muy jocosa, bien al estilo de Ortiz: jodido. Le sacó partido a los candidatos que -obviamente- necesitan y quieren promoción.

 

Atraparon a Enrique Crousillat, el gerente de TV que vendió su línea editorial, por 69 jugosos millones de soles, plata del estado (vale decir suya y mía, querido lector) que  lo convirtieron en el ‘presunto’ culpable de delito contra la administración pública en la modalidad de  cohecho pasivo propio.

Video de JEC feliz de la vida a pesar de supuestamente estar grave (tomado de lamula.pe).

Crousillat fue atrapado hoy en Miraflores a las 3.30 am en un departamente de Miraflores. Durante el arresto un equipo de médicos de la PNP corroboró que el atrapado está en buen estado de salud.

Cabe recordar que el acusado fue indultado debido a su avanzada edad y ‘grave estado de salud’ (pese a no tener ninguna enfernedad terminal); se dijo que se podía morir así que  por ‘razones humanitarias’ se le concedió esta ‘gracia’.  No obstante, después se lo encontraba haciendo ejercicio intenso o departiendo con sus amigos, feliz de la vida. Alan García , muy risueño, insiste (hoy como ayer) en que se sintió ‘engañado’ así que “para deantro hijito”, tratando de minimizar que el indulto que dio Aurelio Pastor  (su ministro de Justicia ) y que fue refrendado por él mismo.Aun menos querrá recordar que el único que pagó los platos rotos por este hecho fue Pastor que fue defenestrado ipsofacto una vez se hizo más evidente la supuesta argucia de Crousillat.

Para otros esta captura es un a cortina de humo para que no se note la rajadura en el APRA y que las miradas vean a otra parte. “Una buena noticia, la detención del corrupto Crousillat. Una detención muy oportuna políticamente para el Apra. Lo detienen para impulsar alicaída imagen del partido y su candidata”, Ronald Gamarra en su cuenta de Twitter.

 

¡Alan, no hay plata pa’ tanta gente…!!!!

Qué buena parodia salsera, pero oído a a la letra. Le reparten palo a los líderes políticos en campaña: Apra, Keiko, FS, PSN, PPK, y PP además de a algunos de sus actuales asociados, también  a Manrique, León, Quimper, Crousillat, Burga, etc, etc; pero, curiosamente, no tocan a nadie de Ollanta y su ‘Gana Perú’. Creo, entonces, que podemos deducir de dónde viene este gracioso video. Para ser justos recordemos que el grupo político que ni por asomo se ha tocado en la parodia  también tiene sus ‘angelitos’ mataperros, cocaleros, pegalones y hasta con presuntas asociaciones terroristas.

Pa’ fuera, pa’ la calle…

Tírelos pa’ bajo que son un peligro arriba. 

Cuetrean un billetón y después se limpian con la justicia…

Tírelos pa’ bajo que son un peligro arribaaaaaa.

Esa genteeeee, ehhhhh…. Es peligrosaaaaa, ehhhhh…..

¡Pa’ fuera, pa’ la callee…..!!!